Que es el autismo:

El autismo es un trastorno del desarrollo, el resultado de un daño neurológico que afecta las funciones cerebrales e interfiere con el desarrollo normal del cerebro en las áreas de razonamiento, habilidad de comunicación y la interacción social.

El autismo no es causado por un problema emocional o un trauma psicológico. Es un trastorno neurológico que aparece por lo general en los primeros 3 años de vida y es 4 veces más frecuente en los hombres (de todas las razas o estrato social).

El autismo por lo general no se detecta al nacimiento. Sin embargo los niños pueden presentar síntomas desde los pocos meses de nacidos como “arquear” la espalda cuando se les trata de cargar, o sobre-reaccionar a estímulos pequeños. Pueden ser muy pasivos, o por el contrario estar constantemente agitados.

Por lo general la madre o encargada del niño comienza a notar anormalidades de la comunicación, comportamiento y retraso en el lenguaje, hasta después de los 2 años de edad. Muchos de los niños autistas no presentan interés por juguetes, no sonríen y no les interesa el contacto con otros niños.

Los síntomas más comunes son: movimientos repetitivos como mecerse constantemente, mover sus manos enfrente de los ojos, repetir palabras o frases para sí mismos, respuestas poco comunes a situaciones simples de la vida diaria y a las personas que los rodean, se resisten a los métodos normales de aprendizaje, pueden actuar como si no oyeran, pueden presentar risa en momentos inapropiados, stress intenso sin razón, insensibilidad al dolor, parecen no sentir miedo al peligro, no hacen “contacto visual”, pueden tener un apego anormal a algunos objetos, ser pasivos o presentar extrema actividad, se resisten al cambio de sus rutinas y dificultad en su relación con otros niños.

Los pacientes autistas presentan con frecuencia trastorno en uno o más de los sentidos (oído, visión, tacto, gusto, olfación y el sistema del equilibrio. Pueden presentar hipersensibilidad (sentir mucho) o hiposensibilidad (sentir menos) que les dificulta la respuesta normal a estímulos cotidianos.

Algunos pacientes autistas rechazan por completo el contacto físico y otros por el contrario, tienen poca sensibilidad al contacto o al dolor. Cuarenta por ciento de los autistas se sienten incómodos o molestos a ciertos sonidos y frecuencias como el llanto de un bebé o el sonido del motor del auto, mientras que el resto no presenta reacción a ruidos intensos.

Algunos pacientes con autismo presentan talentos especiales como en el arte, la música, las matemáticas y pueden tener una memoria extraordinaria, pero por lo general, solo pueden mantener su atención en un solo objeto o tarea a la vez. Muchos pueden aprender a hablar y ser independientes.

Por su problema de ser altamente sensitivos, se pueden sentir sobrecargados o bombardeados emocionalmente, en situaciones sociales normales para otro individuo. Pueden reaccionar con confusión, furia o meterse en sí mismos, cortando todos los estímulos exteriores

Los autistas tienen dificultad para expresarse con su cuerpo, gestos, expresión de su cara. Por eso pueden parecer sin emociones.

Se describe al autista como que “vive en su propio mundo” o “vive en el mundo normal, pero a su manera”, ya que tienden a ser muy reservados, o tímidos.

Los niños autistas tienden a tener dificultades en la pubertad. Se reporta que el 20% de estos pacientes puede sufrir de ataques epilépticos de diferentes grados.

El autismo no es retardo mental, o psicosis o falta de contacto con la realidad. Los pacientes autistas no “escogen” ser autistas

Un equipo multidisciplinario (neurólogo, psicólogo, pediatra, terapista de lenguaje, terapista de comportamiento) es muy importante para realizar un dignóstico certero.

No hay cura para el autismo, sin embargo la investigación y tratamiento para estos pacientes ha avanzado mucho en los últimos 50 años. Se les ofrece terapia de comportamiento, de lenguaje, sensorial, de integración, auditiva y en los últimos años se le ha dado gran importancia a la nutrición. inicio

Cuales son algunas señales comunes del autismo?

El rasgo más notable del autismo es una interacción social limitada. Los niños con autismo suelen no responder a sus nombres y a menudo evitan mirar a otras personas. Estos niños a menudo tienen dificultad interpretando el tono de la voz y las expresiones faciales y no responden a las emociones de otras personas u observan las caras de otras personas en busca de señales para el comportamiento apropiado. Ellos parecen estar ajenos de los sentimientos de otros hacia ellos y del impacto negativo que su comportamiento tiene en otras personas

Muchos niños con autismo se absorben en movimientos repetitivos tales como mecerse y enrollarse el pelo, o en comportamiento auto dañino tal como golpearse la cabeza o morderse. Ellos también suelen comenzar a hablar más tarde que otros niños y se refieren a ellos mismos por el nombre en vez de “yo” o “a mi.” Algunos hablan con una voz cantada sobre un número limitado de tópicos favoritos con poca consideración del interés de la otra persona a quién le están hablando.

Las personas con autismo a menudo responden anormalmente a sonidos, el tacto u otros estímulos sensoriales. Muchos muestran una sensitividad reducida al dolor. Ellos también pueden ser extraordinariamente sensitivos a otras sensaciones. Estas sensitividades no usuales pueden contribuir a síntomas de comportamiento como el resistirse a ser abrazado. inicio

Como se diagnostica el autismo?

El autismo se clasifica como uno de los desórdenes extendidos del desarrollo. Algunos médicos también usan términos tal como “perturbado emocionalmente” para describir a personas con autismo. Porque éste varía grandemente en su severidad y síntomas, el autismo puede ser no reconocido especialmente en individuos levemente afectados o en aquellos con impedimentos múltiples. Los investigadores y terapeutas han desarrollado varios conjuntos de criterios para el diagnóstico del autismo. Algunos criterios usados frequentemente incluyen.

Juego imaginativo y social ausente o limitado

Habilidad limitada para hacer amistad con sus iguales

Habilidad limitada para iniciar o mantener una conversación con otros

Uso del lenguaje estereotipado, repetitivo o no habitual

Patrones de intereses restringidos que son anormales en intensidad y foco

Aparente infléxibilidad y apego a rutinas específicas o ritos

Preocupación por las partes de objetos

Los niños con algunos de los síntomas de autismo, pero no son suficientes como para ser diagnosticados con la forma clásica del desorden, son frequentemente diagnosticados con el desorden extendido del desarrollo – no específico (PDD – NOS del inglés “pervasive developmental disorder – not otherwise specified”). El término síndrome de Asperger es algunas veces usado para describir a personas con comportamiento autista pero con buen desarrollo de las destrezas del lenguaje. Los niños que parecen normales en sus primeros años y que luego pierden destrezas y comienzan a mostrar un comportamiento autista suelen ser diagnosticados con el desorden desintegrativo de la niñez (CDD del inglés “childhood disintegrative disorder”). Las niñas con el síndrome de Rett, un desorden genético ligado al sexo caracterizado por un desarrollo del cerebro inadecuado, convulsiones y otros problemas neurológicos, también pueden mostrar un comportamiento autista. PDD – NOS, el síndrome de Asperger, CDD y el síndrome de Rett son a veces llamados el espectro de desórdenes del autismo.

Ya que los problemas de audición pueden ser confundidos con autismo, los niños con desarrollo tardío del habla deben ser examinados de la audición. Algunas veces los niños tienen dificultades de audición además de autismo. Cerca de la mitad de las personas con autismo tienen una puntuación más baja de 50 en exámenes de IQ, 20 porciento tienen una puntuación entre 50 y 70, y 30 porciento tienen una puntuación más alta de 70. Sin embargo, estimar el IQ en niños pequeños con autismo es a menudo difícil porque los problemas del lenguaje y comportamiento interfieren con el examen. Un porcentaje pequeño de las personas con autismo son savants. Estas personas tienen destrezas limitadas pero extraordinarias en áreas como la música, las matemáticas, el dibujo o la visualización. inicio

Que causa el autismo?

El autismo no tiene una sola causa. Los investigadores creen que algunos genes, así como factores ambientales tales como víruses o químicos, contribuyen al desorden. Los estudios de personas con autismo han encontrado anormalidades en algunas regiones del cerebro, incluyendo el cerebelo, la amigdala, el hipocampo, el septo y los cuerpos mamiliares. Las neuronas en estas regiones parecen ser más pequeñas de lo normal y tienen fibras nerviosas subdesarrolladas, las cuales pueden interferir con las señales nerviosas. Estas anormalidades sugieren que el autismo resulta de una ruptura en el desarrollo del cerebro durante el desarrollo fetal. Otros estudios sugieren que las personas con autismo tienen anormalidades en la serotonina y otras moléculas mensajeras en el cerebro. A pesar de que estos hallasgos son intrigrantes, éstos son preliminares y requieren más estudios. La creencia inicial de que los hábitos de los padres eran los responsables del autismo han sido ahora refutados.

En una minoría de los casos, desórdenes tales como el síndrome del X frágil, esclerosis tuberosa, fenilcetonuria no tratada y rubela congénita causan comportamiento autista. Otros desórdenes, incluyendo el síndrome de Tourette, impedimentos en el aprendizaje y el desorden del déficit de la atención, a menudo ocurren con el autismo pero no lo causan. Debido a razones aún desconocidas, alrededor del 20 al 30 porciento de las personas con autismo también desarrollan epilepsia cuando llegan a la etapa adulta. Aunque personas con esquizofrenia pueden mostrar comportamiento similar al autismo, sus síntomas usualmente no aparecen hasta tarde en la adolescencia o temprano en la etapa adulta. La mayoría de las personas con esquizofrenia también tienen alucinaciones y delusiones, las cuales no se encuentran en el autismo. inicio

Que papel juega la genetica?

Estudios recientes fuertemente sugieren que algunas personas tienen una predisposición genética al autismo. Los científicos estiman que, en las familias con un niño autista, el riesgo de tener un segundo niño con el desorden es de aproximadamente cinco porciento, o uno en 20, lo cual es mayor que el riesgo para la población general (vea “Qué es autismo”). Los investigadores están buscando pistas de cuáles son los genes que contribuyen a este aumento en la susceptibilidad. En algunos casos, los padres y otros familiares de una persona autista muestran un comportamiento social, de comunicación, o repetitivo que les permite funcionar normalmente pero que parece estar relacionado al autismo. La evidencia también sugiere que algunos desórdenes afectivos o emocionales, tales como la depresión mánica, ocurren más frequente que el promedio en familias con personas con autismo. inicio

Cambian los sintomas del autismo con el tiempo?

Los síntomas en muchos niños con autismo mejoran con intervención o según el niño madura. Algunas personas con autismo eventualmente viven una vida normal o casi normal. Sin embargo, los reportes de padres de niños con autismo indican que las destrezas de lenguaje de algunos niños retroceden temprano en la vida, usualmente antes de los tres años de edad. Este retroceso a menudo parece ligado a la epilepsia o a actividad cerebral parecida a convulsiones. La adolescencia también empeora los problemas de comportamiento en algunos niños con autismo, los cuales se deprimen o paulatinamente se vuelven incontrolables. Los padres deben estar preparados para ajustar el tratamiento a las necesidades cambiantes de sus niños. inicio

Como puede ser tratado en autismo?

Al presente no hay cura para el autismo. Las terapias o intervenciones son diseñadas para remediar síntomas específicos en cada individuo. Las terapias mejor estudiadas incluyen intervenciones médicas y de educación/conducta. Aunque estas intervenciones no curan el autismo, ellas a menudo logran una mejora substancial.

Programas Individuales De Educación: Estos programas implican una variedad amplia de interventions diseñados para ayudar a una persona con autismo a superar sus problemas de comportamientos específicos relacionados con el autismo. Los programas individuales de la educación aparecen ser los más eficaces cuando se diseñan cuidadosamente a las necesidades del individuo y se ponen en ejecucion correctamente y metódicamente.

El Análisis del Compotamiento Aplicado(Applied Behavior Analysis o A.B.A):Esta técnica se centra en la reducción de problemas de los comportamientos específicas y de la enseñanza de nuevas habilidades y puede incluir intervenciones usados antes o entre de episodios de problemas de comportamiento así como intervenciones usados durante y después de arrebatos. El ABA intenta reducir las ocasiones que ciertas situaciones empiecen problemas de comportamiento demostrando a individuos cómo manejar cosas cotidianas como un cambio en horario, conocer nueva gente o mover muebles.

Intervenciones de educación/conducta: Estas estrategias enfatizan entrenamiento muy estructurado y a menudo intensamente orientado en destrezas el cual es ajustado para cada niño individualmente. Los terapeutas trabajan con niños para ayudarlos a desarrollar destrezas sociales y de lenguaje. Porque los niños aprenden más efectivamente y rápido cuando son muy pequeños, este tipo de terapia debe comenzar lo más temprano posible. La evidencia reciente sugiere que una intervención temprana tiene una buena posibilidad de influenciar favorablemente el desarrollo del cerebro.

Medicación: Los médicos pueden recetar una variedad de medicamentos para reducir la conducta autodañina u otros síntomas problemáticos del autismo, así como condiciones asociadas tales como la epilepsia y los desórdenes de atención. La mayoría de estos medicamentos afectan los niveles de serotonina u otros químicos mensajeros en el cerebro. inicio

Donde puedo encontrar mas información?

Para más información sobre el autismo, usted puede comunicarse con:

National Institute of Mental Health (NIMH)
The National  Autistic Society
National Institute of Child Health and Human Development (NICHD)
Autism Society of America
Autism Research Institute (ARI)

inicio